bancos

Bancos: ¿Merece la pena comprarles un piso?

Viviendas que ofrecen los bancos

Los bancos sigen acumulando una cantidad importante de viviendas bajo su propiedad, aunque no todo merece la pena. Al contrario, “lo bueno se ha vendido a su tiempo”, reconoce Carlos Smerodu, consejero delegado de Foro Consultores. Más bien, resulta complicado encontrar inmuebles bien ubicados y a buen precio. En función de las necesidades, sin embargo, es todavía posible sacarle provecho al ladrillo de la banca.

Las seis principales entidades poseen inmuebles y suelo por un valor superior a 63.000 millones de euros que necesitan liquidar. “Y continúa habiendo un goteo de viviendas que entran a engrosar sus carteras y que seguirá durante años”, asegura Alberto Murcia, vicepresidente de la Asociación Empresarial de la Gestión Inmobiliaria (AEGI). En este océano de oferta hay de todo. Basta echarle un vistazo a los portales de las inmobiliarias de la banca: aparecen desde promociones enteras de obra nueva —incluso inacabada— hasta chalés unifamiliares o pisos de segunda mano que no tienen foto, en muchos casos para ocultar el mal estado de su interior.

La principal ventaja: la financiación

Más allá de la vivienda, todos los expertos coinciden en que la ventaja innegable está en la financiación, que llega a ser del 100%, frente al 80% que conceden normalmente las entidades. “Hasta hay bancos que financian el precio de la vivienda más lo gastos [que suelen rondar el 10%]”, asegura Santiago Cruz,consejero delegado de Ibercredit. “Además, suelen dar mejores condiciones en cuanto a tipos, con una rebaja media en torno a un cuarto de punto”, añade.

Esto no significa que se trate de los mejores productos del mercado. “Digamos que la hipoteca que un banco ofrece para comprar uno de sus pisos es la mejor de toda su oferta”, aclara el experto. Pero nada excluye que otras entidades tengan propuestas más ventajosas, y que el comprador pueda dirigirse a ellas. “También es común que ajusten su oferta al porcentaje de financiación solicitado: si se necesita el 100%, es probable que las condiciones sean peores que las ofrecidas a quien da una entrada del 20%”, aclara. Por ello, siempre es recomendable comparar. “Y leer la letra pequeña”, añade Murcia.

 

Leer más