obra nueva

Obra nueva, fervor inmobiliario en Madrid

LICENCIAS DE OBRA NUEVA

Un mayor acceso a la financiación apunta a un crecimiento sostenido del sector

En la Comunidad de Madrid se han concedido entre enero y julio 1.931 licencias de obra nueva para construir viviendas, lo que significa un crecimiento respecto al mismo periodo de 2015 de un 42%, casi tres veces por encima de la media estatal (15,9%), según los datos del Ministerio de Fomento. Se trata —junto al alza de precios (un 4,8%), un mayor acceso a la financiación o una fuerte actividad en el mercado del alquiler— de otro síntoma de la nueva efervescencia que está viviendo el sector inmobiliario en la región. Los pronósticos en este campo son arriesgados, a juzgar por el precedente de la explosión de una burbuja que nadie vio venir, pero los expertos opinan que la curva de los gráficos seguirá señalando hacia arriba al menos durante un tiempo.

“Se están dando hipotecas a tipos de interés muy bajos y por primera vez, en 2016, después de muchos años, los bancos están financiando hasta el 100% [normalmente, prestan hasta el 80% de lo que vale el piso]”, asegura Santiago Cruz, consultor hipotecario y consejero delegado de Ibercredit. Entre enero y julio de este año se han firmado en toda la comunidad autónoma, según el INE, 27.374 hipotecas de casas, un 4,4% más que en el mismo periodo de 2015. Y el precio de la vivienda libre ha crecido un 4,8% hasta junio, más del doble de la media estatal (2%), dicen las estadísticas de Fomento.

Así, mientras se va agotando el stock de viviendas que no se vendieron durante la crisis, los promotores buscan dónde construir más, como apunta ese aumento del 42% de los visados de obra nueva. Los inversores están comprando terrenos, según Maurice Kelly, director de Suelo y Residencial de la consultora JLL, tanto en zonas más caras —“buscan la carretera de La Coruña porque es una plaza con precios de venta altos, que funciona y tiene demanda (Boadilla del Monte, Pozuelo, Majadahonda)”— como en “plazas de niveles socioeconómicos más bajos, pero que también funcionan por su cercanía a Madrid y su precio asequible: Móstoles, Alcorcón o el distrito de Villaverde”.

 

Leer más